Verbena - Bitter

Una cata comparativa con Campari -tanto puro como en cocktails- muestra similitudes y diferencias. No hay duda de que estamos antes dos expresiones de lo que se entiende como bitter rojo, aunque lo primero que se percibe es que en aromas Lunfa Verbena es menos intenso (menos penetrante, podríamos decir), pero con más matices, entre los que se destaca un delicado fondo entre herbáceo y floral. En boca, su textura ligeramente melosa es más envolvente que la de Campari, se percibe incluso algo más de cuerpo. Y repite el mismo patrón de nariz: más matices, más complejidad y un delicado sesgo hacia lo vegetal. Su graduación alcohólica es de 25%.

 

Conclusiones personales: si vas a hacerte un Garibaldi con jugo de naranja recién exprimido, si para el Negroni están pensando en invertir en un gin o en un vermut artesanal o de muy alta gama, es una buena idea jugar con Lunfa Verbena a descubrir nuevas combinaciones de aromas, sabores y texturas.